La Hacienda de Bustillos y la Revolución Mexicana


Por: Juan Ramón Camacho Rodríguez


Ocurre que las cosas más valiosas nos quedan tan cerca, que perdemos el enfoque de ellas. Caso es el de la Hacienda de Bustillos, en el municipio de Cuauhtémoc, precisamente en la sección municipal de Anáhuac.
Aunque en realidad no hubo baile en la Hacienda de Bustillos cuando Pancho Villa contrajo matrimonio con Luz Corral, el hecho de que actualmente el Consejo Regional de “Tres Siglos Tres Fiestas” organice, en conjunto con autoridades locales, un baile en dicho lugar el día treinta de mayo, nos abre el camino para recuperar la importancia de dicha hacienda.
La Hacienda de Bustillos fue un bastión revolucionario, antes, durante y después del levantamiento armado en noviembre de 1910. Hemos de señalar que a los cuauhtemenses nos ha faltado resaltar enérgicamente el valor de dicho lugar en el marco de la Revolcuión.
No es exagerado el presentar una exigencia a historiadores locales y foráneos: que se reconozca y se divulgue amplia y constantemente (más ahora, que se acerca el centenario del acontecimiento histórico) la importancia de la Hacienda de Bustillos, la cual aparece en reseñas historiográficas y en anecdotarios de ilustres personajes, pero sin recibir el tratamiento que realmente merece.
Ahí, en dicha hacienda, las reuniones de Francisco I. Madero con algunos líderes simpatizantes del movimiento anti-porfirista (Abraham González y Pascual Orozco, por ejemplo), fueron determinantes para el destino del movimiento.
En Bustillos se concentraron las huestes de Francisco Villa, quien se reunió con Madero para discutir respecto al camino de la empresa revolucionaria. En el comedor de la casa grande se registró el encuentro entre jefes revolucionarios que originó la toma de ciudad Juárez y, con ello, la caída de Porfirio Díaz en mayo de 1911.
En Bustillos fueron licenciados los integrantes del ejército villista, aunque unos tantos continuaron con el Centauro en su camino, en su lucha, en su misión. La Hacienda de Bustillos fue centro de importantes decisiones en diciembre de 1915.
Por esto y por otros tantos detalles que a veces se le escapan a la historiografía conocida, vale la pena recuperar el valor de este punto geográfico, que se encuentra dentro del territorio del municipio de Cuauhtémoc.
Estamos esperando y motivando la celebración del centenario de la Revolución Mexicana, y los cuauhtemenses tenemos la oportunidad de organizar un evento de magnitud tal, que alcance la dignidad de los hechos que en el escenario mencionado ocurrieron para marcar nuestra historia nacional.
La Hacienda de Bustillos fue locación para las más audaces decisiones en la lucha contra l a dictadura, en la lucha por la reivindicación de los valores civiles de todos los mexicanos. ¿Acaso no es esto suficiente para que en dicho lugar se hagan celebraciones grandes para no olvidar la grandeza de nuestro pasado?
La Sociedad de Estudios Históricos de Cuauhtémoc “Victoriano Díaz” A.C., está contribuyendo en lo posible con la recuperación de la conciencia histórica entre nuestra comunidad. Por ello, nos sentimos comprometidos en el intento de resaltar eventos, lugares y personas que desde el pasado nos reclaman un poco de atención sobre ellos.