Ataque a Columbus. Objetivo: Samuel Rabel






Por: Marcelino Martínez Sánchez

Tras de ser liquidada la gloriosa División del Norte, después de la cena navideña de 1925 en la Hacienda de Bustillos, la mayoría de los veintisiete generales decidieron correr la suerte de Villa, tomando el rumbo de la sierra por donde sabían que podían sobrevivir a guerrillas.
El dos de enero de 1926, en la Hacienda de Rubio, se disuelve la infantería, sólo constituirían en guerra los de a caballo, que en su gran mayoría eran gente de esta región. También había de Sonora, Durango, Coahuila, Zacatecas y otros estados que seguían leales al Centauro.
Desde aquella tarde el dos de enero y hasta el veintiséis de febrero del mismo año, los villistas en tropa de más de dos mil hombres acampan en la Hacienda de San Jerónimo, propiedad de la familia Almeida. Desde ese lugar, el caudillo intenta atraer a Zapata y a Argumedo, ycree poder escatar el adeudo de armamento que está pendiente de entregar el judío traficante de armas Samuel Rabel, de Columbus, Nuevo México, quien responde desconociendo tratos con el “bandido” de Villa.
La respuesta del judío, aunada al coraje por la masacre de Agua Prieta y el recuerdo que León Cárdenas hace del bombardeo a Veracruz el nueve de marzo de 1847, acrecientan el odio de Villa, acentuado por el reconocimiento de los Estados Unidos al gobierno de Carranza.
Villa hace saber a los generales más cercanos la necesidad de emprender una marcha que los lleve a la frontera solo con “los más hombres”. Alberto Calzadías Barrera dice que irán cuatrocientos tres, Taibo II los hace crecer hasta cerca de quinientos.
Villa es el jefe, pero ordena obedecer a Candelario Cervantes, de Namiquipa, para que se estrene como general dirigiendo el ataque. En último momento se señala como objetivo de éste las propiedades del tracalero Rabel en Columbus.

Bibliografía:
“Villa contra todos” Calzadíaz Barrera, Alberto.
“Pancho Villa. Biografía Narrativa”. Taibo II, Paco Ignacio.